links de interes

sábado, 3 de diciembre de 2011

Conservas caseras

conservas_vegetalesPreparar conservas caseras es una manera muy fácil y sana de consumir alimentos fuera de temporada. En este blog les mostraremos cómo hacer conservas caseras de una forma sencilla.
Las conservas hechas en casa permiten mantener muchas de las vitaminas, proteínas y nutrientes de los alimentos. Algunas vitaminas se pierden, pero se conservan muchas otras y los jugos de cocción conservan las sales minerales de las verduras y frutas.
En su origen, las conservas fueron una forma de prolongar la vida útil de los alimentos, que no siempre estaban disponibles. El primer conservante natural fue el frio. En el Neolítico, los humanos aprendieron que la parte más fresca de las cuevas era el mejor sitio para almacenar la comida. Más tarde se descubrió el ahumado y el secado de alimentos con el sol y el aire. El siguiente paso fue la salación.
Pero el gran desarrollo de la industria y la técnica de las conservas se dió con el descubrimiento de la esterilización o “pasteurización” en 1863 por Louis Pasteur.
A pesar de todos los avanzces en la higiene, hoy en día sigue siendo muy importante tomar una serie de precauciones en la elaboración de las conservas caseras
    Cómo hacer conservas de frutas
  • Recipiente: lo ideal es utilizar un tarro de cristal. No hay problema en reutilizar los tarros de aceitunas, tomate, mermelada… Pero no es aconsejable reutilizar las tapas. Hay que asegurarse de que estén en buen estado, sin óxido ni golpes ni restos de humedad. Lo mejor en todo caso es comprar unas nuevas. Antes de utilizar tanto botes como tapas, es imprescindible esterilizarlos, por ejemplo hirviéndolos durante 15 minutos, y escurrirlos teniendo cuidado de no tocar el interior.
  • Es aconsejable no llenar del todo los tarros, dejar unos dos centímetros para que el alimento pueda expandirse en su interior tras la cocción.
  • Los tarros se cierran con cuidado, con la ayuda de un paño para lograr más presión, y se ponen al baño maría, cuidando que el agua no llegue hasta la tapa. El tiempo que dejaremos hervir los tarros dependerá del producto.
  • Los alimentos a conservar deben estar suficientemente maduros (aunque con la fruta es mejor que no sea muy madura) y deben de ser de temporada para aprovechar mejor sus cualidades.
  • Cuando termina la cocción, dejar enfriar los tarros en la olla. Una vez fríos, comprobaremos con la mano que estén cerrados herméticamente. Si alguno pierde líquido o queda abierto, es mejor tirarlo.
  • Antes de almacenarlos, hay que etiquetarlos siempre con la fecha de elaboración.
  • Las conservas hay que guardarlas en un lugar sin luz, fresco y ventilado.
  • Las conservas caseras se deben consumir antes de un año.
                                                                                                         Fuente: http://conservascaseras.com/
Les proponemos una visita a este sitio que trata temas sobre todo tipo de conservas 

Esperamos les sea de gran utilidad!!!    

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Como hacer jabones caseros

 Una vez más, queremos brindarte una buena idea para cuidar el medio ambiente y a la vez que sea de tu utilidad, en este caso, cuidando tu bolsillo.
En esta oportunidad te decimos: como hacer jabones caseros ecológicos… presta atención!
El proceso en frío para fabricar jabones caseros constituye una forma excelente de aprovechar el aceite que se desecha después de la fritura.
Para hacer los jabones, te recomendamos trabajar en un ambiente bien ventilado, usar guantes y anteojos protectores (debido a la soda caustica que no debe entrar en contacto con la piel) y por ultimo no utilices recipientes metálicos para la preparación

Ingredientes
·              aceites usados y colados, 2 1/2 litros
·              agua, 2 1/2 litros
·              soda caústica, 1/2 kilo
·              un palo de madera para mezclar
·              aceites esenciales (a gusto)
Preparación
·              Diluye la soda cáustica en el agua, agregándola lentamente y con mucho cuidado ya que puede producir vapores muy tóxicos. Se producirá una reacción química que liberará calor y que necesitará algunas horas para enfriarse. A este preparado se lo conoce como lejía caustica.
·              Vierte lentamente el aceite sobre la lejía cáustica, removiendo en forma constante y en el mismo sentido, para evitar que se corte el jabón.
·              Calienta la mezcla en un recipiente hasta alcanzar la temperatura de ebullición y mantiene durante dos horas para que se produzca la saponificación.
·              Agrega los colorantes naturales y los aceites esenciales para aromatizar los jabones, cuando la mezcla baje a la temperatura de 40ºC.
·              Vuelca en los moldes y deja endurecer durante aproximadamente un mes.


Esperamos tu comentario!

domingo, 6 de noviembre de 2011

Como hacer una huerta en casa







Uno de los motivos más importantes de realizar una huerta en casa, es que te permite ahorrar dinero, cultivar especies que son difíciles de conseguir en los mercados y también tener verduras total mente frescas y sin ningún tipo de insecticida.
Para planificar tu huerta debes tener en cuenta:
1.       Las especies de vegetales.
2.       El espacio para armar la huerta. (tener en cuenta el tamaño que alcanzara en su crecimiento, para evitar que las esecies grandes, tapen a las pequeñas y no puedan crecer).
3.       Como incide el sol, su drenaje

Armado.
Paso 1
·         Con el suelo en óptimas condiciones, separar por parcelas para diferenciar los cultivos. La orientación de las parcelas también es importante. Conviene que tengan luz solar durante casi todo el día, ya que los vegetales necesitan entre 6 a 8 horas de sol diariamente.
·         Cercar la huerta (la salva de pisotones y de cualquier maltrato) puede ser con cualquier tipo de material: plástico, hierro, madera, ladrillo, etc.

Paso 2
·         Elegir las especies: se puede combinar los cultivos.  Un buen consejo: bordear hortalizas con aromáticas y medicinales de hojas perennes, como la lavanda, la ruda, el romero o el tomillo que repelen a los insectos.
·         Tener en cuenta la época de siembra:
ü  Primavera – Otoño (Agosto-Enero): lechuga, perejil, pimientos, rabanitos, repollo , tomate, coliflor, espinaca, etc
ü  Otoño – invierno (Julio – Febrero): cebolla de verdeo, remolacha, radicheta, etc.
·         Antes de sembrar, remover bien el suelo, nivelarlo y regarlo.
·         Semillas:            
ü  Semillas grandes (zapallo, melón, maíz, o la acelga) se siembran directamente en el lugar.
ü  Semillas chicas (tomate, pimiento o la berenjena)  se siembran en almácigos. Pueden hacerse sobre bandejas de germinación y hay que ubicarlo en un lugar protegido y con luz, regarlo periódicamente y evitar el frío o calor excesivo.
Cuando las plantas tengan alrededor de 4 hojas o el tallo 1 cm de diámetro, ya se pueden transplantar.


Paso 3
  • Hacer el diseño. Estipular las medidas, forma y no olvidar dejar un sendero entre parcela y parcela para el paso.
  • Delimitar el terreno.
  • Remover la tierra, aplicar enmienda orgánica. Después de aplicar el compostado, regás (para preparar el abono o el compostado, se necesita restos orgánicos -que puede ser estiércol, residuos de cocina orgánicos, cenizas, yuyos- y tierra).  Una vez que el abono está listo (los residuos estén desintegrados y tengan aspecto de tierra negra), aplicarlo en la parcela junto con tierra fértil.
  • Finalmente ubicar los plantines dejando espacio entre uno y otro para su crecimiento.
  • Regar y cuidar.
Esperamos te haya servido!








viernes, 30 de septiembre de 2011

Fiesta Nacional de la Flor en Escobar

La Fiesta Nacional de la Flor nació en el año 1964. Con la idea de agrupar nuestras raices, los floricultores,  de distintas colectividades - como la japonesa, portuguesa, italiana, española, holandesa, belga y alemana -  han hecho de esta actividad una de las más importantes de Bélen de Escobar.
Inauguración Oficial: 23 de septiembre: 18 hs- Predio Fiesta Nacional de la Flor Ya realizado

La muestra estará habilitada al público en general desde el 24/9 a partir de la hora 9, hasta el 10/10/2011 inclusive.

Elección 24ª. Reina Nacional Infantil del Capullo
Domingo 25 de septiembre a partir de las 16 hs. Ya realizado

Desfile de carrozas: Sábado 1/10/2011: 19.00 Hs

Elección 48° Reina Nacional de la Flor:
Domingo 2 de Octubre a partir de las 16 hs.

23ª Exposición-Concurso de Flores y Hortalizas
Organiza: Consejo de Agricultores Nikkei
8 y 9/10/2011 -Pabellón 4- Salón de Conferencias




Para los que quieran ir les dejamos un plano del predio donde se realiza la fiesta.

DESCRIPCION DEL PREDIO
En este sector, denominado Ciudad Floral, se levantan los pabellones Nº 1 y Nº 2 destinados a la exposición de flores y plantas, siendo éstos los escenarios privilegiados para la muestra floral. Se presentan ejemplares de todo el país dentro en un marco decorativo y deslumbrante para los visitantes. Los artistas florales presentarán las últimas técnicas y todas las novedades, además de los inmarcesibles clásicos. También se podrán recorrer los parques y jardines ornamentados por destacados paisajistas.
Visite en la entrada principal nuestra alfombra de flores y plantas naturales.


Referencias
1Pabellón Industrial
2Accesos
3Pabellones florales
4Escuela
5Anfiteatro
6Lago
7Estacionamiento
Exposición Industrial y Comercial- Pabellón Nro. 3- Sectores Aire Libre
En el pabellón N 3 se presentará una exposición comercial, contando con la participación de múltiples empresas que abarcarán diversos rubros y actividades. Cafetería, confitería y salón de te. Los sectores al aire libre contarán con áreas de descanso, entretenimientos infantiles, alternativas gastronómicas y viveros de venta de plantas.
Pabellón 4: Presencia de stands institucionales, empresariales y comerciales.
Sector Industrial y Comercial: Visite nuestra decoración floral, un motivo de plantas y flores naturales. Presencia de importantes empresas automotrices e institucionales, parque de diversiones, gastronomía y otros atractivos.
Pabellón 5: Garden - venta de plantas de interior, exterior y otras alternativas
Para obtener mas informacion sobre la fiesta nacional de la flor entra en:
  http://www.fiestadelaflor.org.ar/index.php
entra en:







Ver mapa más grande

sábado, 24 de septiembre de 2011

Escapada hacia el Turismo Rural

Como alumnos de la carrera de Turismo Rural de la Facultad de Buenos Aires, fuimos a pasar un día de “campo” a San Pedro, Provincia de Bs As.
Si bien nuestro fin era el de aprender el manejo interno de la estancia, queremos compartir con vos una de las tantas posibilidades que Argentina tiene  para que puedas disfrutar de la naturaleza, las actividades varias del campo  y sobre todo, descansar… dale, enraízate!

San Pedro está situada al norte de la provincia de Buenos Aires, sobre la ruta 9 entre el kilometro 162 y 175. La ciudad se encuentra sobre las barrancas de la «Laguna de San Pedro», un brazo del río Paraná . La misma cuenta con una población de 60.000 habitantes; gente de pueblo, dispuestos a brindar lo mejor de cada uno.


Uno de ellos es el dueño de la estancia “la esperanza” , el Sr Ale.  Con cierto estilo gaucheazo y con varios años de experiencia en turismo rural, nos abrió las puertas de su casa mostrándonos la producción de frutos varios, la granja, la huerta,  las diferentes actividades a realizar para poder ser  un establecimiento turístico sustentable de 4 hojas (OPDS) y todas las amplias opciones que tiene para los turistas.



Como podrán ver, la pasamos genial… una estancia RECOMENDABLE!!!


www.facebook.com/establecimientoesperanza


lunes, 1 de agosto de 2011

Feria de Simoca

"LA FERIA DE SIMOCA" oleo de Alfredo Gramajo Gutierrez (Simoqueño 1893/1961)

En el histórico mercado, cuyo origen se remonta al tiempo de la colonia, se venden desde fustas y monturas confeccionadas in situ hasta motos por catálogo. Un caótico mundo impregnado de olores, colores y sabores, con centenares de sulkis por los alrededores.


El mercado del pueblo de Simoca –53 kilómetros al sudeste de San Miguel de Tucumán– es quizás el más antiguo del país. Su origen se remonta al tiempo de la colonia, cuando en el siglo XVII en ese mismo lugar había no sólo una posta de caballos, sino también una feria semanal donde se comerciaba con trueque (método que en algunos casos se usa todavía entre amigos). Es así que este mercado a cielo abierto funciona todos los sábados desde hace varios siglos. Y gran parte de las personas que vienen a hacer las compras semanalaes llegan en coloridos sulkis que a veces suman más de un centenar. 

En la feria de Simoca históricamente se han vendido productos de y para el campo –y así sigue ocurriendo–, aunque con los años se ha ampliado mucho la oferta: desde monturas, fustas, estribos y botas de cuero hasta ponchos, alpargatas, cintos, mates y cigarros en chala a un peso el manojo. En otros puestos –entremezclados sin ningún orden muy coherente–, se venden comestibles, entre ellos, toda clase de cortes de chancho –incluyendo la cabeza entera, que se exhibe sobre una mesa–, y especias como orégano, comino y azafrán. Además hay variedad de verduras que van desde zapallos gigantes de más de siete kilos hasta ajíes, pimentones, repollos y frutas.
Los puestos de talabartería, alimentos y ponchos ocupan en general una especie de corredor central que, con excepciones, parece reservado a la feria más autóctona y artesanal. A su derecha están los quinchos con restaurancitos al paso y a la izquierda hay un segundo corredor donde están los puestos del “nuevo” mercado, con precarios techos de lona plástica. A este sector del mercado se lo conoce como “feria boliviana”, una denominación que no necesariamente tiene connotaciones despectivas. En estos puestos –no muy aceptados por los antiguos puesteros, más tradicionalistas–, se vende literalmente de todo: bombachas, estuches para celulares, barriletes, ungüentos curalotodo, pelotas y toda clase de juguetes y baratijas de plástico fabricadas por trabajadores semi esclavos en el oriente asiático, y que aquí los comercializa un paisano tranquilo con sombrero de paño y casi los mismos ojos rasgados que esos hombres que están en la otra punta de la cadena y también del planeta.

A la feria no se viene solamente a comprar sino también a almorzar y a pasar la tarde del sábado en una suerte de evento social bastante animado. Allí se entremezclan el humo de las parrillas, el olor a bosta de caballo, el aroma de las especias acumuladas en montañitas cónicas, y músicas diversas que van del cuarteto cordobés a una zamba tucumana.
En Simoca uno puede cometer la ingenuidad de venir a ver una feria pura. Y por supuesto se defraudará. Sin embargo, la de Simoca es una feria auténtica con pocos turistas, donde se viene a comprar mercancías de utilidad práctica antes que adornos o souvenires. Por eso sigue cambiando y ofrece lo que la gente necesita en el día a día, aunque eso implique perder algunos rasgos de “autenticidad”. Si fuese sólo para turistas vendería solamente lo que al turista le gusta encontrar –”lo auténtico”–, cuando en verdad la feria en ese caso hubiese perdido la auténtica esencia de toda feria.
No solamente cambia la feria sino también los medios de llegar a ella. Los sulkis están lejos todavía de desaparecer, pero actualmente el número de motos estacionadas supera levemente a esos hermosos carruajes livianos de un solo caballo, los únicos que pueden transitar sin problema las embarradas calles de tierra del pueblo en días de lluvia.
A dos cuadras del mercado hay todavía un herrero que fabrica sulkis, quien vive más de la reparación que de los pocos que hace por encargo, en general para el exterior (por ejemplo, Australia). Un sulki cuesta alrededor de siete mil pesos, así que los jóvenes optan por alternativas más practicas y económicas como las motos. Andar en sulki es considerado cosa de viejos. Y en verdad lo es, porque quienes los manejan son por lo general gente mayor que superan a veces los 80 años. Es el caso de don Prudencio, 86 años, cliente de la feria desde hace al menos 80 años, a quien no le gustan las fotos ni conversar mucho con extraños.
Muy de vez en cuando, en la feria ocurren todavía las “reyertas gauchas”, que estallan en los bares aledaños por los excesos de vino. Muchas décadas atrás la feria era famosa por sus cuchilleros. Y hoy, cuando suceden esos enfrentamientos, también son a cuchillo. Por lo general la gente no se mete ni la policía tampoco, y dejan que los contrincantes salden sus cuentas, aunque las peleas ya no son a muerte. Vale aclararlo, por las dudas, que la feria es un lugar muy seguro.
Los cuchillos, y de los muy grandes y afilados, son una herramienta permanente de trabajo en la feria. Sirven para cortar una torta, abrir un sábalo en canal, separar la cabeza de un cerdo, dividir en dos un zapallo de un solo golpe, o pelar una manzana.
El olor del mercado también es un caos donde se entremezclan la bosta, el choripán, el pollo asado, las especias, el cuero y la verdura fresca. Como todo mercado en el mundo, el de Simoca es un reflejo fiel de la complejidad cultural de un país. Allí conviven una gitana enropada con una larga tela y un niño en brazos, dos negros de Senegal ofreciendo pulseras y anillos doradísimos, rubias teñidas, rubias de verdad, un joven bajo una sombrilla que vende motos por catálogo, una petisa culigrande y cincuentona con calzas rojas, campera roja, anteojos negros, botas brillosas hasta la rodilla, tacos aguja y rasgos autóctonos en el rostro. Y por un costado de la feria pasa un tren. En ese pequeño y caótico microuniverso, de dos mil a cuatro mil personas comen y compran todos los sábados, desde hace más o menos 300 años.
 Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/turismo/9-1316-2008-06-22.html












Ver mapa más grande

viernes, 17 de junio de 2011

Los hornos de barro.


Los datos precisos sobre el nacimiento del arte de cocinar en un horno de barro se pierden en la historia de la humanidad. Su origen, según recientes descubrimientos, nos remonta a Egipto (4000 años a.C.) y una amplia región, más precisamente en la media luna formada por los ríos Tigris y Eufrates, lugar bendecido por la excelente calidad de arcilla, muy particular por su dureza y aislamiento, conservando el calor mucho mejor que otros barros o tierras arcillosas.
En Europa, por ejemplo, eran famosos los grandes hornos "comunitarios" donde expertos cocineros cocinaban el pan del día, primero para el Rey y su corte y luego para la plebe. En Chile e islas aledañas de todo el Pacífico, famosos reductos de piratas, a los hoyos o huecos que hacían con piedras en la arena para cocinar sus alimentos, se los llamó "boucaners" (de allí el nombre de bucaneros). Más cercanos a nuestro país, los primeros indicios vienen de la mano de los indios guaraníes, establecidos en él limite con el Paraguay, que llamaban al horno de barro TATACUA (tata: fuego - cuá: cueva / CUEVA DE FUEGO) o PACUÁ (HUECO DEL DIABLO).
En Argentina y con la herencia de criollos y españoles, su uso se vuelve casi obligado en los primeros asentamientos rurales y ciudadanos, destacándose las regiones del norte, noroeste, noreste y centro como la meca de estos verdaderos baluartes. Luego con el tiempo se fueron extendiendo hacia otras regiones. Así, de esta manera, las costumbres gastronómicas argentinas o también llamadas rioplatenses de la época incorporan de un principio a estos hornos, ya sea de la mano de la cultura indígena como de la raíz inmigratoria que por aquellos años fue poblando las distintas regiones. Su uso no tiene fronteras, encontrándose vestigios culturales no solo en Argentina sino en países limítrofes como Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil y Bolivia, o los lejanos europeos como Alemania, Italia, España, Norte de áfrica, Medio Oriente, etc.

Y por qué se llaman hornos de barro?
 
Llamarlos hornos de barro obedece a una vieja costumbre rioplatense donde se nombra al barro como principal material en su construcción. Remontando un poco la historia "constructiva", lo cierto es que en el período en años desde la creación del Virreinato del Río de la Plata hasta fines del siglo XIX y principios del XX, construir un horno en la "campaña" ó en el medio del campo, era posible gracias a la manufactura del adobe criollo. Este material de construcción, también llamado chorizo campero, interviene en toda la estructura del horno (base, piso, bóveda y revoque) y se convierte gracias a la astucia gauchesca de aquellos tiempos en el primer refractario natural usado. Su composición presenta una dosificación de materiales que se encuentran perfectamente en cualquier tipo de terreno; tierra negra arcillosa mezclada con algo de arena, paja vizcachera o bosta de caballo, a veces algo de viruta o carbonilla y agua. Con la paciente mezcla de estos elementos, ya sea en pisadero de caballo, a zapa y pala o directamente con los pies y manos, se forma el barro campero usado para múltiples propósitos, entre ellos la construcción de casas, ladrillos, piezas cerámicas y otros. 





En este enlace veran lo facil que es armar nuestro propio horno de barro. http://www.youtube.com/watch?v=TMomzVJJ2g0

Tambien les dejamos este plano detallado para construirlo brindado por el INTA. https://docs.google.com/document/d/1aKjLDUedBF5-yL6BT-QMmFNP5qZeiPbkH6v6k5lnbdo/edit?hl=en_US

http://www.youtube.com/watch?v=qKD35LQzQzs&feature=related 

Mas ideas de como fabricar nuestro horno de barro, es un verdadero atractivo para un emprendimiento de turismo rural http://es.scribd.com/doc/23991605/Cocina-de-Barro-Misiones-Argentina

http://www.avizora.com/publicaciones/agricultura/textos/horno_de_barro_0015.htm 

Restaurantes de buenos aires que cocinan en hornos de barro  http://www.cuisine.com.ar/despliegue-blog.php?identrada=44&PHPSESSID=2cbd843628373bc44da3fe815bf5e7fe